Duplicamos tu espacio con una entreplanta de madera

Lunes, 11 Diciembre 2017

Estamos en plena fase de fabricación en taller de un nuevo proyecto, una entreplanta de madera para Noelle que debemos tener lista antes de Navidad y que queremos compartir con vosotros. 

Hace unos meses, hablamos en nuestro blog sobre entreplantas de madera, la mejor solución para aprovechar espacios cuando disponemos de suficiente altura de techo. Noelle, una de nuestras seguidoras, conocía nuestra última intervención llevada a cabo en un reducido estudio ubicado en la Alameda; concretamente una entreplanta de bambú en la que la escalera se convertía en protagonista, a la vez que en un fabuloso espacio de almacenamiento. 

Maravillada con el resultado de este trabajo, decidió venir a vernos y que le asesorásemos sobre cómo aprovechar el espacio de recién adquirido apartamento.

En este caso, decidimos jugar con las cualidades espaciales y diversas escalas que un volumen de madera podía añadir al espacio para resolver el problema actual de la falta de metros cuadrados; y lo más importante con una obra limpia sin necesidad de albañiles, solo personal cualificado de carpintería.   

entreplanta

Los arquitectos de nuestro departamento técnico diseñaron un cubo semitransparente a modo de celosía, realizado con listones de pino, que diera lugar a una superficie extra de aproximadamente 15m2 con cabida para las cuatro camas que Noelle necesitaba para sus hijos. Una mampara y un armario lacados sirven inferiormente para separar la zona del dormitorio principal de este lugar de almacenamiento y acceso a la entreplanta. El juego de listones que funcionan a veces como celosía, a veces sólo como barandilla, configuran un volumen vitual de madera que aporta una nueva escala al espacio diáfano existente. 

 

Calculada minuciosamente la estructura en función de las cargas, las uniones de madera y los herrajes ocultos, nuestros carpinteros trabajan minuciosamente en taller para dar forma y hacer realidad a idea inicial que muy pronto os enseñaremos. 

 

Deja un comentario