Obtención de nuestra materia prima

Bambú gigante o moso _Phyllostachys pubescens_


Cosecha del bambú_ El suministro de la materia prima es constante debido a su rápida regeneración, utilizándose bambú de entre 5-6 años, _edad a la que se asegura un producto de alta calidad_. Es obtenido de bosques gestionados por las autoridades locales mediante cooperativas en las que se trabaja para el desarrollo socioeconómico y medioambiental de la cadena productiva de esta planta.


Corte y tratamiento fungicida_ Una vez llegan a fábrica las cañas son cortadas en piezas más pequeñas para ser más manejables, dividiéndose posteriormente en tiras que son lijadas para eliminar la capa verde exterior, nudos y otros defectos. Las tiras son introducidas en ebullición en unos baños de ácido bórico y una solución de cal para eliminar su contenido en almidón, azúcares y proteínas del bambú, de forma que se neutraliza cualquier ataque de xilófagos o termitas _dicho tratamiento fungicida actúa como un repelente no tóxico.


Tostado_ En el caso de que el bambú sea requerido con un tono caramelizado, las tiras se introducen en unos hornos durante un período de 4 a 6 horas a una temperatura de 200-300º C, tiempo durante el cual se produce la cocción de los azúcares del bambú. En este caso en los mismos hornos el material es tratado contra xilófagos.


Secado_ Para asegurar la estabilidad dimensional del producto el material es apilado en secaderos en los que se controla el contenido de humedad final del bambú.


Calibrado y selección_ Las piezas son calibradas según tamaño requerido, pasando posteriormente por un control de calidad y selección según tonalidades, que es el que garantiza las distintas calidades de los productos posteriormente elaborados.